Octubre 23, 2017

RELACIONES ABIERTAS CONSENSUADAS

Las relaciones abiertas consensuadas parece ser que están en auge en estos días, yo me pregunto, ¿Qué pasa con el amor romántico en pareja?, tal vez nada, ese sigue y seguirá siempre acompañándonos… sólo que ahora tenemos otras opciones, sólo depende de quién se anime a probarlas, aunque sea por curiosidad.

Una de esas formas abiertas de amar que está echando raíces es el POLIAMOR, una concepción moderna, tendencia o preferencia a relacionarse amorosamente con más de una persona a la vez, con el maravilloso entendimiento que los involucrados están totalmente conscientes de ello. En este tipo de vínculo las personas intercambian conductas afectivas e íntimas, a mediano y largo plazo, sin que esto represente algún tipo de infidelidad.

En el POLIAMOR, no necesariamente se tiene que practicar el sexo entre todos los que forman esta unión voluntaria, aunque esto es poco común. También puede suceder que sus integrantes tengan distintas orientaciones sexuales, esto sí es algo común. En este tipo de relación no hay reglas establecidas aún. Unas de las herramientas necesarias son, un alto grado de comunicación y negociación, donde deben establecerse determinados acuerdos respecto a la fidelidad, forma de convivencia, tipo y cantidad de integrantes y, no menos importante, las dinámicas sexuales.

Es sumamente complicado saber cuántas personas lo practican, sin embargo, en Estados Unidos, país un tanto liberal en estos menesteres, se calcula que lo experimentan entre un 4% y un 5% de la población sexualmente activa.

Algunos estudios entre poliamorosos demostraron que aproximadamente el 49% de los practicantes son mujeres, el 35% hombres y el 16% a los genderqueer (gente de genero no binario). También se encontró que cerca del 50% de las mujeres y un 18% de los hombres han tenido relaciones bisexuales y, por último, los resultados comprueban que en la comunidad LGBTI existen el mayor número de relaciones de poliamor.  

Por otro lado, podríamos pensar que en las relaciones abiertas y en especial las de POLIAMOR, no existen los celos, pero no es así, ya que toda relación crea lazos afectivos más fuertes, en este caso, con uno o varios miembros de la relación, todo depende de la madurez de cada individuo para manejar esta situación. Tal vez el miedo a quedar al margen de la relación es el miedo más grande que puedan sufrir alguno de los miembros, sin dejar atrás los problemas comunes del día a día, que como a todo ser humano nos puede provocar en cualquier relación.

Esta forma de amor y convivencia entre varias personas abre un abanico muy amplio de tipos de POLIAMOR, que pueden variar según el tipo de criterio que se utilice:

Jerárquico

Existe una pareja que lleva el mayor peso o importancia en relación con las otras parejas o personas solitarias que forman este poliamor.

Polifidelidad

Es un círculo cerrado con reglas muy bien establecidas y de común acuerdo entre todos. La adición de un nuevo integrante debe ser consensuada.

Amor Libre

No existen las reglas establecidas para relacionarse con uno o varios, sin embargo, es vital el amor y el compromiso entre todos.

Me surge otra pregunta, ¿Qué pasa si alguno o algunos de los individuos de una relación de POLIAMOR decide tener un hijo?, al parecer NADA. No existen pruebas que demuestren que criar niños en relaciones poliamorosas sea algo más difícil que en una relación tradicional. Tal vez consensuar la cotidianeidad de cuidar algún bebé puede ser algo sencillo si se comparte con más gente. Sin embargo, no podría ser diferente si tomamos en cuenta el perfil típico y el nivel de estudios de las personas que practican el POLIAMOR.

Aún queda mucho por saber de esta práctica cada vez más común. Para la sicología y la sociología esto genera aún muchos debates altamente interesantes, más aún, para los todavía deseosos y curiosos de esta costumbre. Lo que sí es un hecho es que la ciencia aún está por confirmar, que los seres humanos tenemos una capacidad realmente infinita de crearnos nuevas maneras de relacionarnos y demostrar nuestras artes amatorias.

En fin, en cuestiones de amor y amantes nos queda mucho por descubrir, ¿o no…? Lo importante es saber que para que toda relación funcione es necesarísimo dejar de ver a las personas como objetos, liberar los sentimientos posesivos, abrir la mente, cuidar el cuerpo y aceptar a la persona amada con virtudes, defectos y una que otra “curiosidad SEXUAL”….

 

Fuente:   Rey David

 

#ellos #ambos #yokika