Diciembre 05, 2017

SÍNTOMAS DE LA TESTOSTERONA BAJA

De las hormonas masculinas, la testosterona es la más importante, ayuda a mantener el impulso sexual, interviene en la producción de esperma, en la formación del vello púbico y facial y en la salud de los huesos y los músculos. Muchos hombres sufren de deficiencia de testosterona, pero afortunadamente esta condición no se considera una enfermedad y es totalmente tratable para contrarrestar los efectos negativos que puede ocasionar en el organismo masculino.

La testosterona es una hormona cuya función está muy ligada al funcionamiento óptimo sexual masculino, ya que se segrega en los testículos (y en menor cantidad en los ovarios). Esta condición también se conoce con el nombre de hipogonadismo y por lo general es tratada por un endocrinólogo. Si deseas conocer cuáles son los síntomas de la testosterona baja te invitamos a continuar leyendo este artículo.

Pasos a seguir:

1.- Los síntomas de la testosterona baja suelen ser los mismos en la mayoría de los hombres, pero: ¿por qué baja esta hormona? Las principales causas de su deficiencia son:

  1. Sobrepeso.
  2. Depresión.
  3. Dejar el tabaco, la baja de testosterona en estos casos es temporal.
  4. Lesiones testiculares.
  5. Radiación o quimioterapia.
  6. Algunos medicamentos.
  7. Nivel elevado de prolactina o trastornos en la glándula pituitaria.
  8. Trastornos del hígado o los riñones.
  9. Diabetes tipo 2.
  10. VIH/SIDA.
  11. Trastornos hormonales.

Para determinar si una persona tiene la testosterona baja, se debe realizar un examen físico donde el especialista evaluará el crecimiento y grosor del vello corporal, tamaño del pene, de las glándulas mamarias y de los testículos. También se evaluará la visión periférica y se realizarán análisis sanguíneos para determinar los niveles de testosterona en el organismo. El valor normal de testosterona oscila entre los 300 y 1000 nanogramos por decilitros.

2.- Entre los principales síntomas de la testosterona baja se encuentra la perdida del impulso sexual, ya que esta hormona es la responsable de despertar el deseo sexual y su deficiencia puede afectar directamente la erección masculina. Este síntoma es una de las señales más comunes por las que los hombres se dan cuenta de que tienen un problema. Sin embargo, no todos los hombres que tengan dificultad para tener una erección tienen problemas de testosterona, por lo que lo recomendable es asistir al médico cuando la complicación es recurrente.

3.- La testosterona es la responsable de estimular el crecimiento del vello facial, corporal y púbico. Cuando esta hormona está deficiente en el organismo la persona puede comenzar a perder el vello corporal, sobre todo en la barba. Si el problema persiste entonces el vello del cuerpo se debilitará hasta caer, inclusive en la zona íntima masculina. Muchas veces este síntoma viene acompañado con alteraciones en la piel como manchas o erupciones.

4.- Otro de los síntomas de la testosterona baja es que hace que los músculos pierdan la masa que los rodea, permitiendo que estos se debiliten y haya un descenso considerable en la fuerza. Este aspecto es uno de los puntos más importantes, ya que puede producir un daño severo en la musculatura y debilidad corporal si no se trata la baja de testosterona a tiempo.

5.- La disfunción eréctil. Si bien esta condición puede ocurrir por muchos factores, es uno de los síntomas de la testosterona baja. Afortunadamente, equilibrar los valores de testosterona en el organismo permitirá que la persona recupere su capacidad sexual. Sentirse avergonzado por este hecho, no querer asistir al médico o resignarse sólo ocasionará que el problema empeore.

6.- La baja de testosterona también puede ocasionar dolor en los huesos. Esto ocurre porque la hormona es responsable de mantener en equilibro la densidad ósea del organismo, por lo tanto, cuando falta testosterona la persona tiene más riesgo de sufrir fracturas o enfermedades como la osteoporosis.

7.- Otros síntomas de la testosterona baja es el agrandamiento de las glándulas mamarias, reducción en el tamaño de los testículos, acumulación de grasa corporal, desánimo, depresión y una disminución considerable en la producción de espermatozoides.

Si sospechas que puedes estar presentando estos síntomas, lo mejor será que pidas una cita con tu médico de cabecera para que evalúe a qué se pueden estar debiendo estas manifestaciones físicas.

Fuente: Daniela Innecco

  #hombres #testosterona #tratamiento